25 mar. 2014

ados_La Música


ados_la-musica-caratula

Según la definición tradicional del término, La Música es el arte de establecer sensible y lógicamente una combinación coherente de sonidos y silencios utilizando los principios fundamentales de la melodía, la armonía y el ritmo, mediante la intervención de complejos procesos psico-anímicos, hasta desembocar en una “sonoridad estructurada”. Métrica, altura, timbre, acordes… términos que una vez materializados adquieren la capacidad de evocar las más profundas reacciones y sentimientos. En palabras de Oscar Wilde “la música es la taquigrafía de la emoción”.
 ados-la-musica
Un proceso cargado de magia y misterio, que traspasa las barreras de la razón y de la lógica.

Es una caricia para el espíritu sensible, una fábula que juega con nuestras emociones hasta forzarnos el llanto, un estremecimiento o el más visceral de los deleites. Es la manifestación artística más próxima a las lágrimas o a la euforia; a los recuerdos, a los sueños… en definitiva es capaz de lograr la convulsión de nuestro estado anímico.

Y es el concepto de La música en manos de un grupo de artistas el que atravesará los caminos más insospechados hasta convertirse en piezas que nos transportan irremediablemente al mundo de las imágenes. Al escucharla nuestra mente se llena de representaciones y metáforas. Las escalas, las notas, los sonidos nos sumergen en mundos ficticios, en universos en los que un enjambre de sentimientos e iconografía nos hacen estremecer y reaccionar, creando nuestras particulares partituras.
ados_la-musica-notas
Esta exposición puede visitarse del 10 al 29 de Marzo en el Centro Cultural Anabel Segura, en Alcobendas. Y del 31 de Mayo al 15 de Junio en el Centro Cultural de Navacerrada.

Hagamos un pequeño repaso a la muestra a través de las palabras de los autores que participan en ella:

Roberto Silvestrini García
“Sentir la música (vibración)” / “Ver la música (notas para sordos)” / “Tocar la música (docecascabeles y campanasobrecampana)”
Roberto-Silvestrini-fragmento-ados_La-Musica
La música, el perfume del sonido...todos podemos escuchar música, pero ¿como lo hace un sordo? ¿es suficiente "leer" las notas?
Inspirándome en el lenguaje de signos de grabados del siglo XVIII quise intentar representarlo para los sordos, ¿pueden escuchar la música? No, pero pueden "sentirla" a través de vibraciones, con distintas características y frecuencias, así en planchas de metal, transmisores de vibraciones sonoras, representé gráficamente la frecuencia de los principales instrumentos: cuerda, viento y percusión.
La última parte de la instalación, "docecascabeles y campanasobrecampana" es más lúdica y está relacionada con el tacto, ya que escachando campanas y cascabeles, además de producir sonido, se crea una composición pop dentro de la misma plancha, creando sonidos que remiten a lo que podrían ser (instrumentos musicales) y colores de lo que realmente son (instrumentos religiosos y navideños).

MasauR
“Proyecto MusicInside”
MasauR-fragmento-ados_La-Musica
La obra surge de la confrontación de sentimientos viscerales y diametralmente opuestos, generados a través de piezas musicales.
En esta ocasión el autor ha elegido dos canciones: una de ellas le trasmite euforia, alegría y positivismo; y por el contrario la otra le provoca un estado de apaciguamiento, tristeza y calma. Olvidando toda composición y racionalidad, dejándose llevar únicamente por el sonido bajo la influencia recibida mientras el autor escucha estas piezas, se genera una matriz de punta seca. La serie se anexiona por medio de una xilografía que aporta la estructura meditada de una composición musical. El resultado genera unas piezas a través de las cuales se pide en cierto modo al espectador que se implique en el juego de descubrir qué estado de ánimo corresponde a cada obra.
P.S: Este proyecto se inicia aquí, pero crecerá con colaboraciones de otros artistas y con la implementación de fotografías del proceso y edición de video.

Paz Vicente
“unge corput datu”
Paz-Vicente-fragmento-ados_La-Musica
La música es sentimiento, pasión, emoción... Es, en suma, el alma de las cosas, como las matemáticas son el alma del universo.
Inseparable del alma humana, surge de ella y se dirige a ella a través de los sentidos. Es una caricia para el espíritu sensible, una plegaria que juega con nuestras emociones hasta forzarnos el llanto, un estremecimiento o el más espiritual de los deleites. El origen de mi obra es un drama litúrgico reproducido en un Prosario del S. XII del que he elegido un fragmento con estructura de palíndromo musical. “Unge Corput datu” conforma una serie de fotografías realizadas sobre madera al modo de tablilla medieval, doradas y envejecidas en su parte posterior en un guiño a la época a la que aluden. Enmarcándolas en hilo simulando el trazo irregular de la plumilla originaria dibujan esa escala musical simétrica que nos traslada al momento en que se realizó.
Ni la elección de los materiales ni la de los objetos es casual. Ambos obedecen a la intención de recrear mediante una metáfora un sueño místico. Con la guía roja del pentagrama, con el gesto de las manos que dibujan esas notas, que tocan en el aire esa melodía mágica, en la que no están presentes los instrumentos.
Sin lugar a dudas, la música nos transporta al mundo de las imágenes. Al escucharla nuestra mente se llena de representaciones, y las escalas, las notas, los sonidos nos sumergen en mundos ficticios, en universos en los que un enjambre de sentimientos e imágenes nos hacen zozobrar.

m.e.santiso
“la música me hace sentir”
m.e.santiso-fragmento-ados_La-Musica
Qué difícil es plasmar lo que es la música de manera bidimensional, lo que a cada ser humano le transmite.
Con estas obras quiero representar 7 estados emocionales que mi cuerpo siente cuando escucha 7 canciones diferentes. Ondas representas por una madeja de hilos que van y vienen dentro de un laberinto espontáneo generado por un ritmo determinado.
“la música me llena de alegría” Ritmos que nos hacen perder los sentidos, que nos hacen flotar invadiendo nuestro cuerpo y trasladándonos a un mundo sin complejos, feliz y lleno de vitalidad. “la música me hace pasar de la alegría al llanto” en cuestión de segundos “la música me hunde” al recordarme a alguien que ya no está. “la música me traslada a tiempos pasados”. Nuestra vida está marcada por sonidos que al volver a escucharlos nos trasladan a ese lugar y situación generando así un recuerdo único y personal. “la música me hace olvidar” por unos segundos un mal momento llevando la alegría a mi corazón. “la música me eleva” sintiéndome como una pluma que el viento mece a su parecer, mi cuerpo se deja llevar por esa melodía, los brazos giran, mi mente está en blanco… “la música me hace pasar del blanco al negro” sin yo quererlo. Estas son mis canciones y mis sentimientos, cada individuo tiene los suyos propios creando así un álbum de canciones vital.

Diego Canogar
“El sonido se hace música”
Diego-Canogar-fragmento-ados_La-Musica
Cuando pienso en música, me traslado al momento en que esta se creó. Ya sea chocando piedras o troncos. Aprovechando las posibilidades de los ruidos que generamos para plasmar los ritmos que imaginamos.
Cuando fabrico mis piezas, de tanto en tanto me encuentro con un momento personal análogo a ese primer descubrimiento, en el que me descubro maravillándome por la sonoridad de la escultura al ser golpeada. Esta me suena a un carrillón de campanas que inspira con sus vibraciones como un órgano de iglesia. Tiene algo de instrumento torpe y primitivo que la hace especial.

Óscar Hernández
“Conflicto generacional” / “Contrapunto” / “Canción de cuna”
oscar-Hernandez-fragmento-ados_La-Musica
Mis obras son poemas visuales, juegos de recontextualización de objetos puestos al servicio de la expresión de una idea. Detrás de un montaje radicalmente sencillo, a menudo se encierran dobles significados o mensajes encriptados que el espectador debe descifrar como si de un acertijo se tratase.
En el caso de "Conflicto generacional" un tocadiscos, que representa a los padres de hoy, no es capaz de leer un DVD, que simboliza a la juventud. Surge así la falta de comunicación y con frecuencia el daño mutuo.
El "Contrapunto" es una técnica musical mediante la cual dos melodías independientes dan lugar a una composición armoniosa. En este caso, la música, representando a la tradición y a la cultura, actúa como un agente aglutinante que teje múltiples nexos de unión entre los pueblos.
El "Corazón" es el símbolo del amor y de la pasión y usamos dicho apelativo para referirnos a la persona amada. Pero el latido cardíaco es también el primer y más entrañable ritmo de nuestras vidas, aquél que nunca querríamos dejar de escuchar.

Helena Losada
“Sinfonía Nº 5 en do menor”
Helena-Losada-fragmento-ados_La-Musica
El destino del hombre y su lucha contra él, es el principal eje de la Quinta Sinfonía de Beethoven. Una sinfonía cargada de dramatismo, simetría y contraste que se desarrolla a través de los cuatro movimientos que la componen. Cuatro partes bien diferenciadas que comienzan con un primer movimiento enérgico y potente que se abre con las 4 notas claves de la sinfonía (sol,sol,sol,mi) y que dirigirán al hombre al encuentro final con su destino.
En el segundo movimiento se observa la fragilidad del ser humano y su baile con el fátum, llegando y dando paso al tercer movimiento en el que comienza la lucha entre las dos energías, creando una tensa y encarnizada lucha que da lugar a una enigmática y oscura sucesión de acontecimientos que explotan en el cuarto y último movimiento donde se canta al triunfo en un tema que acaba con las tinieblas y da luz al significado real del hombre a través de la esperanza.
La obra se acompaña de la reproducción de la Quinta Sinfonía para que el público pueda disfrutar de la obra al completo, no solo viéndola sino también sintiéndola.

Czili
“Una inspiración, un ánimo, un estado... (Para Memé)”
Czili-fragmento-ados_La-Musica

Mi obra es una forma de inspirarle a mi hija pequeña que prepara para su primer paso por el camino del arte, que encontrará sentimientos de dulzura y amargura a la vez, pero todo forma parte de la magia del soñador; animarle como lo he hecho desde su primera nota del teclado, siempre a su lado.
Aunque una madre siempre posee trucos para dar fuerza y apoyo a sus hijos, esta vez he extraido una parte de la partitura que tanto le gusta tocar una vez y otra, que corresponde a tres compases del 2º movimiento de Sonatina 37 de Beethoven - esas notas son tan fluidas como la propia escultura, que se convierta en un estado fluído de mente y alma, que siga así con esa gana, valentía y juguetona por intentar en el camino del arte. Por eso se titula la obra en "una inspiración, un ánimo, un estado... (para Memé)". Memé en chino significa "hermanita pequeña". Sea lo que sea el logro o el resultado, ¡siempre estoy orgullosa de ella!

Maria Verdugo Althöfer con la colaboración de Raul Verdugo Althöfer (música)
“Du immer...”
Maria-Verdugo-fragmento-ados_La-Musica
La música modifica las percepciones. Una imagen puede sugerir diversas propuestas en un espectador, pero si ésta se visualiza escuchando una música, las emociones generadas son otras diferentes. De igual modo, una imagen puede condicionar una música. El entorno visual influye en ella. Si uno cierra los ojos y escucha una melodía sin una imagen que interfiera, las emociones percibidas serán distintas.
En éste caso concreto, la obra en su conjunto “imagen” y “melodía” nos plantea ciertas cuestiones: ¿están los pájaros escribiendo la melodía que escuchamos? ¿la música del interior de los pájaros nos dicta la melodía que oimos?... Sólo los que conozcan el lenguaje músical se darán cuenta que lo que pareciera evidente no lo es, los pájaros /notas componen una melodía totalmente distinta a la que se escucha y a la que aparece escrita en su interior. Porque realmente hay que ir más allá de lo que parece a primera vista. La imagen es un reflejo, y es ese reflejo el que nos suministra la información verdadera de donde nos encontramos, nos sitúa en un entorno concreto y la música quiere llevarte, ayudarte a moverte hacia un camino concreto de sensaciones (aunque puede que nunca sea el mismo que el que le llevó al compositor y al artista a crear esa obra).

Marta G. Santa María
“Inmersión, Les pechêurs de perles”
Marta-G-Santa-María-fragmento-ados_La-Musica
El origen de esta obra se encuentra en  la pieza “Mi par d’ udir ancora”, mi primer contacto con la ópera “Les pechêurs de perles” de Bizet.
He intentado reflejar mi desconocimiento musical por medio de dos “males de archivo” lineales generados escuchando la ópera. Uno que ha sido controlado por mí a partir de registros lineales para generar un plano lineal que funcione a nivel estético, y otro acumulativo que es resultado de varios registros superpuestos de la obra en sí.
Estas líneas son acompañadas de  personajes y elementos de carácter orgánico o constructivo que plantean un discurso narrativo y descriptivo. (Ej.: los personajes son elementos constructivos a los que se les ha aplicado un reduccionismo que definen al personaje.)
A esta imagen inicial se le superpone una imagen transparente que simboliza el mar como elemento ambiental y temporal que también persigue contrarrestar la estaticidad de la imagen anterior ya que tanto la música, como en este caso la ópera tienen un componente de movimiento.

La imagen total resultante plantea dos niveles: uno es mi interior con la ópera, por medio de una miniaturización; y otra opuesta queda representada por el montaje que la acompaña y completa (escenario: cortinajes, telón, etc. )  

Susana Botana
“Resonancia”
Susana-Botana-fragmento-ados_La-Musica
Una caja de resonancia da cavidad al sonido pero no es el sonido mismo, ni elmedio por el que se produce –las cuerdas-, sin embargo es necesario para que la música se genere.
“Resonancia” iba a ser una especie de arpa, un instrumento de cuerda, pero finalmente las cuerdas eran un impedimento, un añadido que no funcionaba con la pieza de mármol así que se quedó solo la “caja de resonancia”, sola, sin dueño. Como una guitarra sin cuerdas y sin guitarrista pero con la cavidad (espacio vacío interior) suficiente como para hacer posible que surja la música de un momento a otro. Se sostiene sobre una piedra mínima pero suficiente para sentirse en ese equilibrio inestable que hace del arte una actividad arriesgada, viva, real.

David Arteagoitia
“Groundtracks XIV”
David-Arteagoitia-fragmento-ados_La-Musica
En este trabajo el autor prosigue con la serie GROUNDTRACKS (etimológicamente huellas en el terreno), en la que a través de la austeridad en el color reducido al rojo y negro + el blanco del papel, se explora el valor de la huella de la acción o el gesto humano.

El autor entiende la huella como trazo, resto, como recuerdo, o eco de una acción pasada, en mucha ocasiones movimientos mínimos pero cargados de una gran fuerza expresiva, al igual que una sola nota de música puede despertar intensas sensaciones. Como en la música, en este trabajo se mezclan pasión y razón, fondos orgánicos y de aspecto azaroso donde se recortan figuras geométricas, racionales, que atraen la mirada del espectador. La perversa y fría geometría plana se encuentra en la superficie del papel con el movimiento, el gesto inscrito en un trazo vigoroso, matérico, en relieve textural, casi pétreo. Este movimiento trata de poner un orden lógico a la composición, de crear un nuevo lenguaje a partir de la ordenación de varios elementos, como un director de orquesta gestiona los distintos instrumentos y melodías que la componen para crear una única melodía en la cual es posible distinguir por separado aquellos instrumentos que desde lo único dotan de sentido y coherencia a la totalidad de la sinfonía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario